Blog

10 maneras de ayudar a su hijo a lograr el éxito en la escuela primaria

El apoyo de los padres es fundamental para el buen desempeño académico de los niños. Aquí se incluyen 10 maneras en las que los padres pueden encaminar a sus hijos para que sean estudiantes exitosos.

1. Asista a la reunión de inicio de clases y a las reuniones entre padres y maestros

Acudir a las reuniones de padres y maestros es otra manera de mantenerse informado. Estas reuniones se suelen realizar una o dos veces al año, durante los períodos para informar de los avances de los estudiantes. Las reuniones son una oportunidad de comenzar o continuar las conversaciones con el maestro de su hijo y de conversar sobre estrategias para ayudar a su hijo a lograr lo mejor de sí en la clase. Si se reúne con el maestro, su hijo también sabrá que lo que ocurre en la escuela se comparte en la casa.

2. Visite la escuela y su sitio web

Conocer la distribución física del edificio y el predio de la escuela puede ayudarlo a conectarse con su hijo cuando hablen acerca del día en la escuela. Es bueno conocer la ubicación de la oficina principal, la enfermería, la cafetería, el gimnasio, los campos de atletismo, los patios, el auditorio y las clases especiales.

3. Apoye las expectativas de la tarea en el hogar

La tarea para el hogar en la escuela primaria refuerza y extiende el aprendizaje en el salón de clases y ayuda a los niños a poner en practica habilidades importantes de estudio. También ayuda a desarrollar un sentido de la responsabilidad y una ética de trabajo que beneficiará a los estudiantes más allá del salón de clase.

4. Envíe a su hijo a la escuela preparado para aprender

Un desayuno nutritivo les da energía a los niños y los prepara para el día que tienen por delante. En general, los niños que toman el desayuno tienen más energía y tienen un mejor desempeño en la escuela. Los niños que toman el desayuno también tienen menos probabilidades de ausentarse y van con menos frecuencia a la enfermería con dolor de estómago por el hambre.

Puede ayudar a mejorar el período de atención, la concentración y la memoria de su hijo con un desayuno que incluya alimentos ricos en granos enteros, fibras y proteínas, además de poco azúcar agregado. Si su hijo tiene poco tiempo algunas mañanas para desayunar en casa, envíelo a la escuela con fruta fresca, frutos secos, yogurt o medio emparedado de banana y mantequilla. Muchas escuelas ofrecen opciones de desayuno nutritivo antes de ingresar.

5. Enséñele habilidades de organización

Cuando los niños son organizados, se pueden mantener concentrados en lugar de perder tiempo buscando cosas y distrayéndose.

Es útil enseñarle a su hijo cómo hacer una lista de tareas para ayudarlo a asignar prioridades y hacer las cosas. Puede ser tan sencillo como:

  • Hacer deberes
  • Jugar al fútbol
  • Guardar la ropa
  • Nadie nace con habilidades de organización; es necesario aprenderlas y ponerlas en práctica.

6. Enséñele buenos hábitos de estudio

Para los niños pequeños, estudiar para una evaluación puede ser aterrador y muchos educadores asumen que los padres ayudarán a sus hijos durante los años de la escuela primaria. Presentarle a su hijo las técnicas de estudio le permitirá tener buenos hábitos de aprendizaje durante toda su vida.

Enséñele a su hijo a dividir los trabajos en partes más pequeñas y manejables; de este modo, prepararse para una evaluación no le resultará abrumador. También puede enseñarle a su hijo trucos nemotécnicos para ayudarlo a recordar la información. Recuerde que tomarse un descanso después de un período de estudio de 45 minutos es una manera importante de ayudar a los niños a procesar y recordar la información.

En general, si el estudio y las evaluaciones se convierten en un motivo de estrés para su hijo, converse con el maestro o el consejero escolar.

7. Conozca las políticas de disciplina

Las escuelas suelen incluir las políticas de disciplina (también llamadas “código de conducta de los estudiantes”) en los manuales del estudiante. Las reglas cubren las expectativas y las consecuencias de no alcanzar las expectativas, en aspectos como conducta, código de vestimenta, uso de dispositivos electrónicos y lenguaje aceptable de los estudiantes.

Es importante que su hijo sepa qué se espera en la escuela y que usted apoyará las consecuencias impuestas por la escuela cuando no cumpla las expectativas. Cuando las expectativas de la escuela coinciden con las del hogar, todo es más sencillo para los estudiantes porque ven los dos entornos como lugares seguros que trabajan juntos como equipo.

8. Involúcrese

Sin importar si sus hijos están empezando el kínder o en su último año de escuela primaria, existen muchas buenas razones para que los padres se ofrezcan como voluntarios en la escuela. Es una excelente manera para que los padres demuestren que están interesados en la educación de sus hijos.

9. Tómese en serio la asistencia de su hijo a clase

Los niños enfermos no deben ir a la escuela si tienen fiebre, náuseas, vómitos o diarrea. Los niños que no tienen apetito, no quieren separarse de los padres o están aletargados, se quejan de dolor o simplemente no parecen estar actuando como siempre también se verán beneficiados si no van a la escuela.

De lo contrario, es importante que los niños lleguen a la escuela puntualmente todos los días, porque tener que ponerse al día con el trabajo de la clase y los deberes puede resultar estresante e interferir con el aprendizaje.

Si su hijo se está ausente muchos días por una enfermedad, asegúrese de preguntarle al maestro si es necesario que complete algún trabajo. También es una buena idea conocer la política de asistencia de la escuela.

10. Hágase tiempo para hablar sobre la escuela

En general, es sencillo hablar con los estudiantes de la escuela primaria sobre lo que ocurre en el salón de clases y las últimas actividades escolares. Probablemente sepa qué libros está leyendo su hijo y esté familiarizado con lo que están aprendiendo en matemática. Pero los padres a veces están ocupados y se olvidan de hacer preguntas sencillas que pueden tener un efecto en el éxito de los niños en la escuela.

Tómese el tiempo para hablar con su hijo todos los días, para que el niño sepa que lo que ocurre en la escuela es importante. Cuando los niños saben que sus padres están interesados en su vida académica, se toman la escuela seriamente.

FUENTE: https://kidshealth.org/es/parents/school-help-elementary-esp.html

Comparte esta publicación