Blog

Tips para mejorar tu alimentación

Con el actual ritmo de la vida, las personas están en la búsqueda de una mejor calidad de vida, por lo que tratan de elegir las opciones de ejercicio y alimentación saludable que más se ajustan a sus necesidades.Comer saludable muchas veces se siente como una misión imposible. Pero con pequeños cambios puedes lograr una gran diferencia. Conoce cinco tips para mejorar tu alimentación y lograr un estilo de vida saludable, e intenta implementarlos cuanto antes.

No te saltes el desayuno

Nunca olvides ingerir alimentos en la mañana, debido a que te darán la energía necesaria para realizar tus actividades. Activa tu cuerpo con un yogurt, un pan tostado o fruta seca y granola. Esto también te ayudara a evitar los antojos a lo largo del día.

Toma abundante agua

La deshidratación no sólo provoca problema de digestión, sino que también afecta tu nivel de concentración, rendimiento físico, mental e incluso tu humor. Trata de consumir al menos dos litros de agua al día. Si no te gusta controlar las cantidad de agua que tomas al día, solo hazle caso a tu cuerpo, es sabio y será él quien te de las señales de cuanta agua debes tomar.

Apunta a un equilibrio

Sírvete un plato colorido.  Incluye la mayor cantidad de los colores del arcoíris en tu alimentación saludable, debido a que los pigmentos son ricos en fito nutrientes y hacen una comida atractiva para la vista.

Una comida balanceada incluye los tres macronutrientes principales (carbohidratos, proteínas y grasas). En cantidades balanceadas esto hará maravillas por ti.

Recuerda la regla CCF (calidad, cantidad y frecuencia): No existen alimentos malos, sólo debes saber combinarlos a la hora de ingerirlos, para que no te comas una bomba de calorías.

Mantén comida sana a mano

Si a media mañana o por la tarde te ataca el hambre, siempre es bueno tener algo saludable a la mano. Piensa en una fruta, semillas o frutos secos; está todo en incorporar la mayor cantidad de nutrientes posibles.

Sin embargo es importante dejar  pasar 3 horas entre cada comida. Ni más ni menos, aunque cada persona es diferente, y es una media de tiempo entre comidas. Adapta tus costumbres para comer cada 2 a 4 horas.  Así aseguras que la tasa metabólica se mantiene constante y no hay fluctuaciones de glucosa en la sangre.

Evita los alimentos procesados

Reduce el consumo de sal y azúcar procesasda. No sólo debes controlar el abuso del salero en la mesa, también ten  en cuenta que la mayoría de los alimentos que tomas cada día tienen un exceso de sal o de sodio.

El sodio de la sal está relacionado con la aparición de problemas en la mayoría de los órganos y sistemas: corazón y circulatorio, riñones, hígado, huesos, articulaciones.

Entre menos espacio dejes en tu estómago para este tipo de alimentos, menos químicos (azúcar, sodio y aditivos que no necesitas) serán incorporados a tu organismo. Elige tú tu comida y consume productos naturales de calidad.

Comparte esta publicación


Ir a Andry Birds