Blog

Incluir la mantequilla en nuestra dieta mejora nuestra salud

Durante mucho tiempo, la mantequilla ha sido considerada un alimento perjudicial para nuestra salud; ya que se creía que el colesterol dietético pudiera afectar al colesterol en sangre.

A esto le complementa el hecho de que en los años 30 del siglo pasado, el doctor Weston Price analizó las dietas de diversas poblaciones nativas del mundo, halló que la mantequilla era un alimento común de algunas de las poblaciones con mejor salud. Era el caso de poblados suizos o de algunos grupos árabes, e incluso los norteamericanos tradicionalmente consideraban la mantequilla un alimento para producir niños fuertes y sanos.Pero, lo que nos interesa saber es por qué deberíamos tenerla en nuestra dieta.

A continuación aparecen las razones:

  1. Mejora la salud digestiva: La grasa de la mantequilla contiene glicoesfingolípidos, unos ácidos grasos que protegen frente a las infecciones gastro-intestinales. El colesterol que contiene también protege las paredes intestinales.
  2. Puede favorecer la pérdida de peso: la mantequilla contiene un ácido graso llamado ácido linoleico conjugado (CLA) que ha demostrado reducir la grasa de la zona abdominal. También tiene otro ácido graso llamado ácido butírico que reduce el peso corporal en estudios animales.
  3. Ayuda a combatir la caries: el contenido de la mantequilla de vacas alimentadas con pastos en nutrientes como vitaminas K2 y D3 le confiere un efecto anticariogénico (contra la caries).
  4. Ayuda al desarrollo infantil: el colesterol hallado en la grasa de mantequilla es muy importante para el desarrollo nervioso y neuronal de los niños.
  5. Favorece la salud del tiroides: las personas con baja función tiroidea sufren de un lento metabolismo y, lógicamente, de aumento de peso. El nutriente más importante para evitar esa baja función tiroidea es el yodo, y la mantequilla contiene yodo altamente absorbible.
  6. La mantequilla contiene antioxidante: contiene importantes antioxidantes como vitaminas A y E, y selenio. Es una de las mejores fuentes de vitamina A. También contiene dosis apreciables de la importante vitamina D.
  7. Mejora el sistema inmunitario: El ácido butírico de la mantequilla se ha asociado con una estimulación de las células T, que sirven para atacar virus.
  8. Es una fuente de vitamina K2: Esta vitamina es fundamental para evitar la calcificación arterial y con ello la arterioesclerosis. Para encontrar esta vitamina, la mantequilla debe ser preferentemente de vacas alimentadas con pastos.

Comparte esta publicación